Cocinar es divertido

Cada vez son más los niños/as y adolescentes que están interesados en aprender a cocinar, algo a lo que antes nunca se le había dado tanta importancia. La influencia de masterchef junior en la tele ha despertado el interés en los más jóvenes y esto es algo maravilloso porque les aportará experiencias en su vida además de independencia.

Se acerca el verano y eso conlleva mucho tiempo libre que los más pequeños no saben dónde invertir y sus familias tampoco. Si no buscamos actividades que sean motivadoras y divertidas para ellos, conseguiremos que la mitad del tiempo estén aburridos y romperemos con sus rutinas diarias.

Los veranos son el momento ideal para que los niños realicen actividades lúdicas como recompensa por sus buenas calificaciones o comportamiento, pero siempre con un fin y es aprender cosas nuevas y enriquecerse de las experiencias.

“Nunca dejes pasar una oportunidad que te haga feliz, aunque a los demás no les guste” Oscar Wilde

No podemos olvidar que el objetivo principal de todos los campamentos de verano independientemente de la temática que se escoja es aportar crecimiento personal en los más pequeños, además de hábitos de vida saludables, fomentar en ellos el uso activo y adecuado del tiempo libre en contacto con otros niños y estimular sus capacidades físicas e intelectuales.

El hecho de buscar un campamento donde los niños aprendan y a su vez se diviertan no es tarea fácil, aunque los niños cada vez tienen más autonomía y opinión propia para exponer a sus padres sus propios intereses.

Los campamentos de cocina están cogiendo mucha fuerza en los últimos años.
Ya no es el hecho de aprender técnicas de cocina, si no que además en estos campamentos se ayuda a los más pequeños a comer bien de manera sana y equilibrada usando los productos adecuados y elaborando ellos mismos sus propias recetas.

Los conocimientos que desde estos campamentos pretenden enseñar a nuestros hijos e hijas no son nada difíciles y menos si van acompañados de juegos y dinámicas que facilitan su aprendizaje.

En los campamentos de cocina como en todos los campamentos no solo se trabaja, sino que también se aprende a convivir con otros niños, a trabajar en equipo que es fundamental dentro de una cocina, el aprender a delegar responsabilidades o saber dirigir situaciones en determinados momentos.

Hay que arriesgarse a vivir la experiencia.

“Si buscas resultados distintos no hagas siempre lo mismo” Albert Einstein.

Deja un comentario