La importancia de desconectar un poco de la tecnología

Son muchos los papás que no saben cómo despegar a sus hijos de los móviles, la tablet, el facebook, e internet en general… gracias a los campamentos de verano, podemos conseguir que estén sin todo eso al menos durante una semana. La desconexión digital hoy día es muy necesaria, pues tantos los más peques como los adolescentes y adultos vivimos inmersos en ella.

Cuando usamos tanto la tecnología nos alejamos de nuestra familia, pero no solo eso, si no que cualquier actividad, salida o alguna quedada con amigos afectarán a nuestras relaciones con ellos,  la comunicación será básicamente nula y por tanto, nos afectará emocionalmente a nosotros mismos.

Cuando salimos debemos aprender a disfrutar de los demás, a compartir tiempo con ellos, a dialogar, y esto es algo que en la actualidad nos cuesta mucho. Los campamentos nos ofrecen la posibilidad de dejar un poco de lado nuestra dependencia digital,  pues uno de los requisitos que se debe de cumplir para poder disfrutar de la experiencia al máximo, es dejar en casa todo aquello que nos ata.

Son muchos los papás que utilizan la tablet para poner los dibujos a sus hijos durante la comida, de esta manera, usan un recurso muy útil pero no es la decisión acertada. Si durante la comida dialogamos con ellos, les preguntamos qué han hecho durante el día, o que quieren hacer por la tarde para pasar tiempo juntos, favorecemos en ellos la comunicación y el deseo por expresar sus intereses.

El hecho de salir de casa y utilizar de nuevo el teléfono móvil o la tablet para evitar en ellos rabietas, tampoco es un recursos espectacular. Si fuésemos capaces de proponerles planes, y disfrutarlos con ellos, las situaciones serían totalmente diferentes y los niveles de sus rabietas serían menores.

Gracias a los campamentos de verano, nos socializamos con los demás, nos comunicamos con ellos, aprendemos a dar nuestras propias opiniones y a respetar a nuestros iguales, nos dan independencia, nos ayudan a crecer como personas etc. Si queremos podemos.

La tecnología nos es muy útil en nuestra vida diaria, pero hay que saber utilizarla con cabeza y en el momento adecuado, debemos ser nosotros quienes controlemos a la tecnología, no podemos permitirnos dejar que la tecnología nos controle a nosotros.

“¿Por qué esta magnífica tecnología que ahorra trabajo y nos hace la vida más fácil nos aporta tan poca felicidad? La respuesta es ésta, simplemente: porque aún no hemos aprendido a usarla. Albert Einstein.

 

Deja un comentario