LA IMPORTANCIA DE VISITAR UNA GRANJA ESCUELA

El hecho de visitar una granja escuela es una de las experiencias educativas más divertidas y beneficiosas que hay, pues los niños aprenden el entorno natural, los animales, las relaciones sociales etc… y son ellos los protagonista en primera persona de su propio aprendizaje.

La visita a una granja escuela es una experiencia inolvidable que ayudará al niño a comprender mejor el entorno que le rodea y esto será algo fundamental para su desarrollo personal y su autonomía.

El hecho de que los niños puedan ver de cerca a los animales de la granja, como viven, su comportamiento y sus cuidados puede llegar a ser muy gratificante para ellos, no todos los días pueden tener contacto con cierto tipo de animales y más si viven en una ciudad.

Trabajar la educación ambiental también es un elemento muy importante a tener en cuenta en la vida de nuestros hijos, pues fomentamos en ellos valores como el cuidado y el respeto por el medio.

Cuando los niños están en el segundo de ciclo de infantil o en primaria, es cuando más curiosidades e inquietudes tienen por conocer y experimentar cosas nuevas, por tanto, es el momento idóneo para realizar visitas a la granja, pues su aprendizaje será mucho más efectivo.

Los niños cuando son pequeños son como esponjas, absorben y aprenden todo con muchísima habilidad. Las relaciones que los niños y niñas establecen a edades tempranas giran en torno a acciones propias, individuales o dentro de un colectivo, por tanto, no debemos de olvidarnos de proporcionarles experiencias de las cuales se puedan enriquecer.

Una Granja-Escuela siempre propone actividades planificadas y adaptadas a cada grupo de niños teniendo en cuenta sus necesidades y sus intereses. Si las actividades propuestas motivan, los niños no tendrá dificultades para adquirir conocimientos.

“Dímelo y lo olvidaré, muéstramelo y lo recordaré, involúcrame y lo aprenderé” Confucio.

Por tanto visitar una Granja-Escuela permite que los niños experimenten, conecten los conocimientos adquiridos con nuevos conocimientos gracias al descubrimiento, la manipulación y la observación, se convierten en auténticos investigadores, y…

“Para el investigador no existe alegría comparable a la de un descubrimiento por pequeño que sea” Alexander Fleming.

Deja un comentario